Una Palabra, Una Foto.

CADAVER EXQUISITO. Cadavre exquis

Es una estrategia creativa concebida a partir del mayor automatismo posible para crear de manera colectiva, donde la razón no delimitara ninguna de sus formas, abriéndole las puertas al subconsciente. Es una práctica conjunta entre varios artistas, podía ser plástica o literaria, una persona dibujaba o escribía algo en un fragmento de papel e inmediatamente doblaba ocultando lo que había hecho, dejando solo un pequeño fragmento de lo dibujado o una palabra de lo escrito y pasaba el papel a otro jugador quien continuaba la labor de manera inmediata y así seguían en una cadena casi inconexa para luego dar pie a una serie de asociaciones libres una vez fuera culminada la pieza.

El término viene al primer ejercicio que hicieron los surrealistas:

“Le cadavre / exquis / boirá / le vin / nouveau” (el cádaver exquisito beberá el vino nuevo)

El origen es de alrededor de 1925 en las reuniones de los surrealistas parisinos, liderados en aquel entonces por el escritor de su manifiesto André Breton y  practicado por Robert Desnos, Tristan Tzara y Paul Éluard. Y luego continuado por muchos otros artistas apegados al manifiesto surrealista o influenciados por el mismo, interesados en una creación grupal, espontánea, lúdica, intuitiva y poética.